Google

MERLÍN es E. Martínez
(Vidente e investigador.) Dcdo. y profesor universitario. Escritor y columnista.
Ojalá encuentres en el blog la información y/o ayuda que buscas.
Y agradecimientos a Blogger por el espacio ofrecido.

05 noviembre 2013

París, la ciudad eterna y esotérica

Desde sus orígenes, la capital de Francia siempre ha tenido una intensa tradición esotérica.
En la misma plaza de Sanit Sulpice se encontraba un cementerio donde se reunían en 1619 todas las brujas de la región. Como se realizó en el resto de Europa, las brujas fueron juzgadas y acabaron en la hoguera.
En época de Luis XIV, residían en la ciudad dos grandes envenenadoras, como fueron Voisin y la Marquesa de Brinvilliers. Para conseguir el favor real, madame de Montespan hizo que el brujo satánico Sainte-Croix realizara misas negras en las casas de ambas envenenadoras.
Franz Mesmer inauguró en su domicilio un gabinete de curación por donde pasó toda la aristocracia parisina.
El conde de Saint Germain y Cagliostro aseguraron que fueron capaces de producir diamantes a partir de carbón.
A lo largo del siglo XIX surgieron en la gran urbe una serie de sectas, como los sansimonianos, una sociedad utópica con ideas socialistas.
Allan Kardec realizaba sesiones espiritistas por toda la ciudad con un enorme éxito.
También aparecieron muertas en el río Sena varias muchachas que supuestamente se cree que habían participado en una orgía de sangre en la Torre de Nesle.

03 noviembre 2013

Los días astrales

El mundo astral es aquel referente a las emociones, los sentimientos y los deseos. Si un día terrestre se mide por la rotación de la Tierra, uno astral por el tiempo que duran un conjunto de emociones en la humanidad. Las personas actúan bajo unos sentimientos que utilizan hasta que los exprimen y ya no les sirven. En ese momento surgen unas emociones nuevas que hacen que los individuos se muevan bajo sus influjos, entonces empieza un nuevo día astral.
Estos periodos no tienen una duración determinada, dependen del tiempo que la humanidad tarde en cansarse de estas emociones. No deben confundirse los días astrales con los cósmicos, que son los siete días en que se formó la Creación, que está formada por múltiples revoluciones y noches cósmicas. En la actualidad estamos en el cuarto día cósmico de la cuarta revolución y aún han de pasar varios miles de años para que pasemos a la quinta etapa de la revolución.

04 febrero 2013

Estigmas y estigmatizados

Con este término (del griego estigma que significa marca) son descritas las llagas que se forman de manera espontánea sobre las manos, pies, al costado y en el rostro, en forma similar a las llagas de Cristo crucificado. Comúnmente se manifiestan en sujetos entregados a una vida de intensa espiritualidad y sumamente mística, pero se pueden hallar también en otros individuos. Suelen ser personas de profunda religiosidad, obsesionadas por las llagas de Cristo y por sufrir su dolor. Los profundos estados de éxtasis que se producen durante sus meditaciones podrían generar una situación de autosugestión capaz de somatizar su experiencia psíquica.
El fenómeno de los estigmatizados se ha presentado alrededor de medio mundo, en países como Estados Unidos, Italia, España, Francia, Inglaterra o Alemania. En la historia de la Iglesia se conocen centenares de casos y decenas de los afectados por estas señales han sido declarados santos.

La Iglesia suele distinguir entre estigmas divinos y estigmas diabólicos, dependiendo de la santidad del protagonista del fenómeno en cada caso o de la vida que haya llevado, al igual que de las características que rodean el fenómeno en el momento de manifestarse.

Los estigmas algunas veces desaparecen al cabo de pocas horas de presentarse. En algunos casos pueden darse en una sola área de las zonas anteriormente mencionadas, mientras que los casos más sorprendentes son aquellos en los que se hacen visibles todas las marcas. El sangrado es común, al igual que la debilidad y la depresión puede caracterizar también el período inmediatamente anterior a la aparición de los estigmas. Un hecho curioso de este fenómeno es que su aparición suele corresponderse con la pasión de Cristo durante los días de Semana Santa, desapareciendo una vez terminadas esas fechas tan representativas.
La Iglesia ha establecido diversos criterios para determinar la autenticidad de los estigmas. Algunos son: Las heridas deben estar localizadas en los lugares de las cinco llagas de Cristo. No se infectan. Aparecen espontáneamente en el cuerpo mientras la persona está en éxtasis. No ceden ante el tratamiento médico. Sangran copiosamente y por largos períodos. Están acompañados de fuertes dolores tanto físicos como morales; la falta de dolor pone en duda la autenticidad de los estigmas porque, de ser auténticos, son participación en los sufrimientos de Cristo. Los estigmas auténticos no se pueden explicar por causas naturales.
Es común que los estigmatizados en cierto momento de su vida empiecen a notar enrojecimientos sobre la palma de sus manos, los cuales con el tiempo se acentúan, hasta formar en algunos casos alteraciones cutáneas parecidas a cicatrices o quemaduras detectables con extrema facilidad y sin duda alguna.
Los estigmas no son heridas corporales usuales, ya que la sangre parece emanar a través de la piel, se producen abundantes hemorragias que no tienen explicación debido a que estas heridas se encuentran a flor de piel, lejos de los grandes vasos sanguíneos. Otras características es que no se deterioran en la forma usual de las heridas comunes, no supuran, la sangre es limpia y pura, y tampoco se curan por remedios ordinarios ni son susceptibles de tratamiento médico.
Nunca cicatrizan, esto no implica que cualquier otra herida que se haga el afectado por estigmatización no cicatrice normalmente. Es más, el mismo padre Pío, uno de los estigmatizados más famosos de la historia, en cierta ocasión fue operado y tras la cirugía su recuperación fue satisfactoria y dentro de la total normalidad.
Muchos estigmatizados reportan visiones de Cristo y ángeles, conversaciones con Dios o algún personaje religioso de la religión católica, así como la percepción de extraños olores; se dice desprenden un olor similar al de los pétalos de rosas.
Casos Célebres de estigmatizados serían el del Santo padre Pío de Pietrelcina que en la mañana del viernes 20 de septiembre de 1918, rezando delante del crucifijo del coro de una vieja iglesia, recibió los estigmas, que quedaron abiertos, frescos y sangrantes por medio siglo. El de San Francisco de Asís: Considerado el primer estigmatizado que presenta la historia y uno de los más famosos. Presentó heridas en manos, pies y costados igual que Cristo, en la soledad del monte Alvernia en 1224, permaneciendo con ellas hasta su muerte, el 3 de octubre de 1226. El de Santa Catalina de Siena: Su estigmatización fue interior (sentía el dolor pero no eran visibles las llagas externamente), manifestada el 1 de abril de 1375. El de Santa Gema Galgani: Esta santa cayó en éxtasis mientras experimentaba los signos una tarde anterior al día del Sagrado Corazón. Cuando vuelve en sí tiene impresas en su cuerpo los estigmas que le fueron manifestados cada jueves durante los cuatro años siguientes con dolores muy fuertes donde veía la corona, la flagelación y el sudor de sangre de Jesús. El de Santa Rita: Es un caso verdaderamente increíble porque la herida de su frente presentaba además de sangre, pus, despidiendo olores nauseabundos que luego se convierte en nido de gusanos blancos. Pasó sola semanas ya que las otras religiosas le huían por el aspecto de su frente y aparecía en público solamente para comulgar. El de Santa Verónica Giuliani: Además de sufrir los estigmas con el dolor de la corona de espinas de Cristo, fue objeto de malos comentarios de quienes la consideraban mentirosa y fue apartada de su cargo de maestra de novicias.
Una de tantas teorías que intenta explicar el origen de los estigmas es la idea de que los estigmatizados se hallan psíquica y emocionalmente unidos a sus creencias religiosas y a los estados mentales que experimentan durante el éxtasis. De esta forma es posible que su mente influya sobre sus organismos hasta el punto de provocar heridas sangrantes que se corresponden con su fe en Cristo.

En toda la fenomenología típica de los estigmatizados no se puede excluir la aportación de los mecanismos inconscientes y psicodinámicos que pueden ser también activados por medio del histerismo o de la hipnosis. En muchas ocasiones se ha probado que los estigmas pueden ser inducidos mediante hipnosis, la cual permite adormecer nuestro estado consciente, dejándonos vulnerables a cualquier sugestión.
La autohipnosis es básicamente lo mismo excepto por el hecho de que la persona se induce a sí misma ese estado en lugar de ser otra persona quien se lo provoque. Son los estados de éxtasis que ocurren en los arrebatos religiosos de los estigmatizados los que llevan a algunos a considerar que los coloca en un estado autohipnótico que haría surgir el fenómeno en sí mismo. Así pues, las posturas más ortodoxas suelen rechazar la intervención divina, aludiendo también que las llagas de las manos se presentan en lugares incorrectos. El examen de cuerpos de hombres que fueron crucificados demuestra que los brazos eran clavados a la altura de las muñecas. (Si los clavos hubieran sido insertados en las palmas de las manos, la carne se desgarraría.) Es por ello que la postura más radical es la que niega el fenómeno tratándolo sencillamente de impostura y considerando como explicación que los pacientes se causen las heridas a sí mismos, fraudulentamente o en estado de inconsciencia. No obstante, en la mayoría de los casos estudiados, los médicos siempre han tomado las debidas precauciones para prevenir esto, procediendo de manera muy estricta. En ocasiones, el paciente ha sido observado día y noche; en otras, se le han cubierto las extremidades con vendas selladas. Por lo cual, aunque han existido ejemplos de simulación, esta no puede atribuirse a todos los casos. Así, la mayoría de los médicos y científicos que han estudiado casos de estigmatizados, están convencidos de su autenticidad, y es que si bien se desconoce el origen de estas heridas, sí se tienen pruebas de la realidad del fenómeno.

08 agosto 2012

Stonehenge: mercado e hipódromo

De todas las teorías descartadas presentadas para explicar el origen de Stonehenge, una de las más fantásticas apareció en un artículo firmado por un tal J.G. Gurdon en el London Illustrated News del 13 de mayo de 1922. Gurdon comparaba el lugar con una mezcla de emporio e hipódromo: pensaba que había servido tanto como mercado como pista de carreras... ambos en suelo sagrado.
StonehengeSostenía que en las primeras expediciones a Stonehenge, los constructores del anillo interior edificaron el lugar como templo. Los siguientes constructores del anillo exterior eran comerciantes que encontraron en el templo su sitio idóneo para hacer negocios. "Los hombres prehistóricos -escribió- ampliaron a su templo ese respeto que ahora se concede a los palacios de justicia. Deseaban evitar conflictos con los sacerdotes igual que el comerciante moderno desea mantenerse alejado de los abogados". Así que se vieron obligados a pactar sin llegar a las manos.
StonehengeA primer golpe de vista la explicación de Gurdon sobre Stonehenge parece tan sensata como cualquier otra. Pero existía sólo en su imaginación y había omitido algunos hechos importantes. Aunque se encontraron objetos de oro y de bronce en los túmulos cercanos que indicaban que se habían realizado operaciones comerciales, los objetos son de doscientos años después de finalizada la construcción de Stonehenge. Por lo tanto el lugar debió de tener anteriormente otro propósito que el comercio.
El resto de esta teoría, de que Stonehenge hubiera sido un centro deportivo, se apoyaba en un razonamiento incluso más fantasioso. Un terraplén vecino consiste en una pista amplia y recta con una curva en un extremo y llamada cursus -la palabra latina para "pista"-. Gurdon decidió que no podía ser otra cosa que un circuito de carreras para cuadrigas; la curva permitía que las cuadrigas pudieran dar la vuelta para volver a entrar en la pista. "El deporte, igual que el comercio -escribió- estaba íntimamente ligado con la religión y las fiestas religiosas en todos los pueblos primitivos". Cierto, pero las cuadrigas no aparecieron en Bretaña hasta el año 400 a.C., así que la teoría de Gurdon sigue el mismo camino de otras muchas y se va derecha al limbo arqueológico.

06 agosto 2012

El Artero, creador del mundo y héroe civilizador

El ser que cambia de forma por excelencia, para quien toda la materia es maleable, es el Artero, el creador del mundo y héroe civilizador de las primeras historias en muchas culturas. La multitud de mitos sobre los Arteros les muestran como seres inteligentes pero crédulos, amorales y traviesos, a veces incluso malignos. Aunque representado por un animal familiar -por ejemplo, el cuervo o el coyote en las historias de los nativos de Norteamérica- personifica un aspecto primitivo de la naturaleza humana, un estadio temprano del conocimiento, en el que la distinción que se hacía entre las personas y el mundo que las rodeaba era mínima.
Ese mundo, tal como se refiere en muchos mitos, era la creación de un demiurgo. Uno de tales demiurgos es el Cuervo, héroe de un ciclo de historias narradas por las tribus tlingit del noroeste de América. El Cuervo fue quien suministró realmente a la humanidad la tierra en la que vivir, y en la narración que se recoge más abajo se cuenta cómo añadió posteriormente la luna, el sol y el cielo; pero, como buen Artero, nunca se propuso ser útil, sólo quería aliviar su propio aburrimiento.
De hecho, el egoísmo es un rasgo fundamental de los Arteros. Incapaces de dejar sin satisfacer sus propios deseos, carecen casi por completo de autocontrol, y no miran las consecuencias de sus actos, que, de hecho, pueden llegar a ser terribles. En muchas historias se acusa al demiurgo de la propia mortalidad del género humano; una de ellas es la que se contaba entre los indios nez percé de Idaho y Montana. Este personaje puede también atraer el desastre sobre sí mismo, especialmente si es imprudente a la hora de hacerse enemigos. Los Arteros japoneses pueden ser particularmente maliciosos, y algunas de sus travesuras provocan una tremenda venganza.
El robo cósmico de un nieto codicioso
En las leyendas tribales de los tlingit del noroeste de América, el gran Artero es Cuervo, capaz de crear y de transformarse. Nació mágicamente después de que su madre, una princesa de la Tierra de los Seres Sobrenaturales tragara un guijarro. Sin embargo, acabó encolerizando a su tío, un jefe poderoso. Con el fin de escapar de la inundación que su tío le envió para matarle, Cuervo creó la tierra -así lo narra la historia- a partir de un puñado de arena. En su creación, sin embargo, Cuervo olvidó hacer la luz. Muy pronto, aburrido de este mundo de oscuridad, decidió robarle el sol al Jefe Cielo, que lo guardaba en una caja colgada del techo de su bien custodiada casa.
Cuervo voló al Mundo Celestial, pero no pudo entrar en la casa. No obstante, el Jefe Cielo tenía una hija, así que Cuervo se convirtió en aguja de cicuta y se introdujo en el agua que iba a beber. La joven le tragó y se quedó embarazada, y pronto Cuervo renació convertido en el nieto del gran jefe.
El robo cósmico de un nieto codiciosoEste no podía negarle nada a su nieto. Cuando el niño berreó porque quería las preciadas cajas que colgaban del techo, el anciano le dio una como juguete. A solas con la caja, la abrió, pero no encontró ningún sol: solamente estrellas. Decepcionado, jugó durante algún tiempo con las brillantes chucherías, y luego las arrojó por el agujero de la chimenea. Las estrellas se dispersaron por el espacio celeste en la posición que ocupan actualmente. A pesar de todo, la luz de las estrellas era demasiado débil para Cuervo, y pidió otra de las cajas que su abuelo atesoraba. De nuevo, el anciano se la dio y el chico volvió a abrirla. Esta vez encontró la luna, y la lanzó también al espacio, por el agujero del humo, al lugar que ocupa en el cielo.
Seguro de que la última caja contenía el sol. Cuervo renovó sus gritos lastimeros, y el jefe Cielo bajó la caja. Instantáneamente Cuervo recuperó su forma de pájaro, salió volando con la caja por el hueco de la chimenea, fue hasta la lejana tierra y se posó en ella. Allí tomó la forma de un hombre, y con la caja en la mano caminó hacia el norte, hasta que llegó a un río infranqueable. Vio a la gente en la distante orilla, pero cuando les pidió que le ayudaran a cruzar, se negaron. Aunque les dijo que traía la brillante luz del día, siguieron negándose. Exasperado, Cuervo abrió la caja y liberó la brillante y cegadora luz.
Deslumbrada y asustada por esta, la gente huyó. Los que llevaban pieles y cueros se precipitaron entre los árboles y se convirtieron en la Gente del Bosque, los animales que todavía viven allí. Los que vestían las pieles de los animales del mar se sumergieron en el agua y se convirtieron en la Gente del Mar: leones marinos, focas, peces y ballenas. Los que iban vestidos con pieles como las de los pájaros alzaron el vuelo, convirtiéndose en la alada Gente del Cielo.
Según la tradición tlingit, esta historia muestra y prueba cómo bestias, pájaros y peces no son más que humanos disfrazados. Todas estas criaturas recuperan su verdadera forma humana cuando están solas, o cuando la ocasión lo requiere.
El día en que Coyote desbarató la inmortalidad de los humanos
Antes de que la raza humana apareciera sobre la tierra, reza una leyenda nez percé, Coyote vivía feliz con su esposa. Pero la mujer murió antes que él, y se quedó muy solo. El espíritu de la muerte, pálido y confuso, se presentó ante Coyote y le ofreció llevarle con su esposa. "Pero -le advirtió el espíritu- debes hacer exactamente todo lo que yo te diga". Coyote aceptó, y partieron.
Según avanzaban, Coyote hizo todo lo que el espectro hacía, repitiendo sus palabras e imitando sus movimientos. Finalmente, el espíritu le dijo a Coyote que habían llegado a una gran tienda y que su esposa estaba dentro. El espectro levantó la manta que cubría la entrada, penetró y Coyote hizo lo mismo, aunque sólo vio el campo abierto.
A continuación, el espíritu le explicó: "Verás que las cosas aquí son diferentes; cuando la oscuridad cae en la tierra de los vivos aquí amanece, y cuando se hace de noche aquí, los vivos tenéis vuestro amanecer". Según descendía la noche, Coyote oyó susurros alrededor y vio que estaba en una gran tienda, con muchos fuegos encendidos. Vio la puerta por la que había entrado. Entre las sombrías formas que le rodeaban, reconoció a muchos amigos y a su propia y querida mujer.
Toda la noche la pasó Coyote saludando a viejos compañeros. Hacia el amanecer, el espectro previno a Coyote de que el mundo de sombras se desvanecería cuando llegara el día. "Pero quédate aquí a lo largo de vuestro día, y por la tarde verás de nuevo a esta gente". Coyote esperó todo el día en la pradera, sediento y con calor, hasta que a la puesta del sol se encontró de nuevo en la gran tienda y disfrutó toda la noche.
Pasaron algunos días y algunas noches de esta forma, hasta que el espíritu le dijo a Coyote: "Mañana irás hacia tu casa, llevándote a tu mujer. Debes tener mucho cuidado. Viajarás durante cinco días y cruzarás cinco montañas. Puedes hablarle durante el viaje, pero no la toques hasta que no hayas cruzado la última montaña".
El día en que Coyote desbarató la inmortalidad de los humanosPartió por la mañana, sintiendo vagamente la presencia de su mujer como una sombra tras de él. Caminaron durante cuatro días, cruzando una montaña cada día y acampando en su base al atardecer, y a medida que pasaban los días Coyote veía a su mujer con más nitidez. En la cuarta noche, cuando le faltaba sólo una montaña por cruzar, Coyote se sintió repentinamente desbordado por la alegría de ver a su amada y tendió los brazos hacia ella. Atenta a la llamada de atención del espíritu, gritó: "¡No me abraces!". Pero Coyote se abalanzó sobre ella, y al tocarla desapareció.
Inmediatamente apareció el espíritu de la muerte reprendiendo a Coyote: "Lo has estropeado todo", dijo. "Si hubieras completado esta tarea, habrías sentado la forma de regresar de la muerte. La raza humana vendrá pronto, y a causa de tu fracaso, conocerá la muerte". Y aunque Coyote deshizo el camino que había seguido con el espíritu, haciendo todo lo que ambos habían hecho, y encontró el lugar de la pradera donde había estado la gran tienda, nunca volvió a verla de nuevo, ni tampoco al espíritu, a su esposa, ni a nadie de la gente que habitaba en las sombras.
Un juego mortal entre una liebre y un Artero
Los Arteros son inteligentes, pero pueden ser burlados; tienen poderes especiales, pero no son todopoderosos. Aunque estos engañadores disfrutan enloqueciendo a la gente y a los animales, pueden caer víctima de las travesuras de otros, e incluso de su propia insensatez. Como muestra esta historia japonesa…
Una pareja de ancianos campesinos tenían una pequeña liebre como animal de compañía, a la que querían mucho. Un día, un tanuki -una especie de pequeño perro salvaje, con manchas alrededor de los ojos como las de los mapaches- pasó por allí y se comió la comida que habían dejado fuera para la liebre. Enfurecido, el anciano agarró al tanuki, lo colgó de un árbol y salió para cortar leña, prometiéndose tener tanuki asado para comer. Este tanuki, sin embargo, era un Artero, y no estaba dispuesto a dejarse capturar. Espiando a la anciana, el peludo cautivo pidió su libertad, y la bondadosa anciana le liberó. Tan pronto como estuvo libre, el tanuki escapó gritando que se vengaría.
Un juego mortal entre una liebre y un ArteroEsta amenaza alarmó tanto a la liebre, que fue en busca de su amo; un esfuerzo infructuoso, como se verá más tarde. El tanuki, viendo su oportunidad, se arrastró de nuevo hasta la casa y mató a la mujer, luego adoptó su forma y cocinó el cadáver en una sabrosa comida. Cuando el anciano regresó, hambriento después de cortar leña, cogió muy contento un bol lleno del estofado que le ofrecía la figura que creía era su esposa. Pero cuando terminó de comer, y dijo cuánto le había gustado, el tanuki recuperó su antigua forma y se burló del hombre: "¡Miserable desgraciado, te has comido a tu propia esposa: mira, aquí están sus viejos huesos!". Riéndose de forma malvada, el tanuki escapó.
Justo en ese momento, la liebre llegó a casa y, conociendo la causa de la pena de su amo, juró vengar el asesinato de la anciana. Buscó por los bosques hasta que encontró al tanuki esforzándose para llevar una pesada carga de leña en su espalda. Rápidamente, la liebre prendió fuego a la leña; el tanuki luchando bajo su carga, oyó el crujir de las llamas y le preguntó a la liebre qué clase de ruido era ese. "Son las Montañas Crujientes", replicó la liebre, “ese sonido se oye a menudo por estos alrededores". Para entonces, las llamas lamían ya el lomo del tanuki, que corrió gimiendo hacia el río para apagarlas.
La liebre le siguió, fingiendo simpatía y ofreciéndole un emplasto que, según dijo, aliviaría las quemaduras del tanuki. Pero el emplasto estaba compuesto de pimienta roja picante, y cuando el tanuki aullaba en su redoblado dolor, la liebre desapareció en los bosques.
Una vez recobrado, el tanuki se dispuso a castigar a la liebre y la encontró junto al agua, construyendo una barca de madera. La liebre dijo que iba a ir en su barca hasta la luna, e invitó al tanuki a acompañarla: este aceptó pero, desconfiando de la liebre, construyó su propio barco de barro. Botaron los barcos y, por supuesto, el de barro comenzó a deshacerse. Cuando el agua rodeaba al frenético tanuki, la liebre le golpeó fuertemente con un remo. El tanuki se ahogó, y de este modo la liebre le hizo pagar la muerte de la anciana.

01 junio 2012

Luchando con el calamar gigante

Desde que los primeros marineros comenzaron a regresar de sus viajes con historias acerca de criaturas malévolas que habitaban las profundidades del océano, los monstruos marinos han inquietado la mente humana. Y hay una criatura en particular que parece encarnar todos los terrores del mundo submarino: el calamar gigante.
El gran cuerpo cilíndrico y los enormes ojos de esta criatura misteriosa, así como sus brazos serpenteantes y sus tentáculos de largo alcance han sido a menudo descritos en el arte y la literatura. La cerámica de la antigua Grecia representa a calamares gigantes atacando barcos de pesca; las tallas de madera japonesas muestran a esta terrible fiera luchando con ballenas. En Noruega, el monstruo llamado Kraken parecía combinar las características del calamar gigante con las del pulpo.
Incluso aunque las apariciones eran frecuentes, y los testimonios relativamente similares, el calamar gigante siguió siendo considerado un monstruo mítico hasta la década de 1870. Fue entonces cuando, por razones que los científicos fueron incapaces de explicar, nada menos que una docena de criaturas con tentáculos fueron vistas en Terranova. La mayoría se encontraron en orillas, y muy pocas llegaron a ser examinadas por expertos. Sin embargo un encuentro por azar en 1873 proporcionó a los pescadores y a la comunidad científica la prueba de lo que cientos de navegantes habían sabido durante generaciones: que el calamar gigante no sólo existía, sino que además podía suponer una amenaza mortal. La angustiosa historia de aquellos pescadores y su dura batalla con el monstruo marino se relata a continuación:
Fue justo antes del amanecer del 26 de octubre de 1873. El aire era frío y húmedo, y el puerto de St. John's, en el extremo suroriental de la isla de Terranova, estaba cubierto por una espesa niebla. Dos pescadores veteranos, Daniel Squires y Theophilus Piccot, enfundados en gruesos jerséis de lana y trajes impermeables se dirigían a pescar sardinas en una cala cercana. El hijo de doce años de edad de Piccot, Tom, ansioso por aprender el oficio de su padre, se unió a ellos en el muelle.
Luchando con el calamar giganteEl trío zarpó en un pequeño bote de fondo plano y unos seis metros de eslora, y se dirigió remando hasta un lugar situado a poca distancia de la bahía de Concepción, donde habían de colocar las redes. Los pescadores pronto vieron lo que consideraron una maraña de algas. Pero al acercarse descubrieron que aquella enorme masa sin forma no era ni mucho menos lo que parecía. La superficie de aquello era lisa, y de un color rojo violáceo. Aunque los pescadores consideraron la posibilidad de que se tratara del cuerpo de alguna criatura marina, ninguno pensó que pudieran encontrarse frente a un calamar gigante.
Uno de los hombres tocó el extraño montículo con un remo. De repente, aquella masa pareció entrar en erupción, agitando fuera del agua una formación circular de ocho brazos largos y gruesos, cubiertos de ventosas. En el centro de los mismos había un largo pico semejante al de un loro, y dos ojos del tamaño de platos. Un par de tentáculos de forma serpenteante, de dos veces la longitud de las patas del calamar, se dirigieron a toda velocidad hacia le bote. En cuestión de segundos, el calamar gigante había asido a su presa con uno de sus tentáculos, y parecía disponerse a metérsela en la boca.
Rodeándolo firmemente con una de sus sinuosas patas, el calamar gigante comenzó a arrastrar la pequeña embarcación mar adentro. Mientras el agua inundaba el bote, los desesperados pescadores golpeaban al monstruo con sus remos y trataban de achicar agua con un cubo. Entonces el joven Tom Piccot agarró un hacha y, golpeando furiosamente, se las arregló para separar el tentáculo del animal del resto de su cuerpo; hecho esto, el monstruo se alejó rápidamente, dejando tras de sí grandes nubes de tinta.
Los pescadores se apresuraron a remar hasta la orilla, con el brazo amputado del calamar aún colgando del bote. Una vez a salvo en el puerto, el trío mostró la prueba irrefutable de su encuentro. El tentáculo, que era evidentemente sólo una porción de su tamaño real, medía casi seis metros. Por desgracia fue devorado por unos perros hambrientos antes de que pudiera ser examinado.

07 mayo 2012

Sobre la superstición

La superstición no se puede ajustar a una definición cualquiera, ya que es más que una creencia, es un modo de vida que rige al hombre desde que este existe.
Se tienen vestigios de que hace ya más de 500.000 años se daban comportamientos de tipo supersticioso en las Colinas del Hueso del Dragón, cerca de Pekín, y hace 200.000 años en Europa Central. Esto es debido a que desde sus comienzos el hombre trató de explicar su mundo y los misterios que le rodeaban de una manera supersticiosa. Concretamente la muerte, uno de los mayores misterios de la vida, fue tratada con mucho detalle por los primeros supersticiosos, hasta el punto de que ciertas creencias perduran incluso hoy día.
Con la muerte vino el concepto de más allá, y con él numerosas acciones destinadas a lograr un trato mejor tras el tránsito a la otra vida. De estas primeras creencias de tipo supersticioso se comenzó a fraguar una mentalidad más compleja capaz de unir a través de un nexo común de costumbres y ritos a grandes cantidades de gente, por su capacidad de dar una explicación al misterio de la creación, la vida y la muerte. Así nació la religión. Podemos afirmar, por tanto, que la superstición es hija de la ignorancia de todos los tiempos y madre de la religión en todas sus facetas.

22 abril 2012

Horóscopo chino: mono, gallo, perro, cerdo

MONO. El rasgo más característico de cualquier Mono es su carisma. Su inteligencia, humor e ingenio hacen que sea capaz de seducir hasta al más escéptico. Los Mono son muy perspicaces y se adaptan con rapidez al cambio gracias a su facilidad de aprendizaje. En el mejor de los casos se muestran amables, pero si fuese necesario para conseguir cualquier cosa que quieran pueden utilizar su inteligencia de modo retorcido tergiversando la realidad. Tienen gran facilidad para la mentira y el engaño, incluso sin proponérselo. Por lo general los Mono son muy adaptables por lo que cuando están interesados en una persona son unas parejas estupendas una vez establecida la relación. Caben destacar las relaciones entre Mono y Mono o de Mono con Tigre, por su afinidad y admiración mutua, y con Serpiente por la dificultad de la misma.
GALLO. Los Gallo son unos administrativos natos, son muy hábiles con el dinero tanto propio como ajeno, y les gusta organizar cosas y personas debido a su elevado sentido del orden y la disciplina. Son personas muy extrovertidas y sociables a las que les gusta destacar y ser el centro de atención, llegando incluso a explotar cierta faceta teatral para ganarse el aplauso del público. Aunque la mayor parte de los Gallo suelen ofrecer un trato agradable, en ocasiones el afán por hacerse notar les puede llevar a la excentricidad o a tener un comportamiento más bien reprobable, efectuando duras críticas carentes de compasión. Los Gallo se alteran fácilmente, son muy inestables emocionalmente. Tocan los extremos de la felicidad o la tristeza, el entusiasmo o el desengaño... nunca suelen posicionarse en un punto medio. Como pareja ideal para el Gallo habría que considerar el Buey y la Serpiente; descartando por completo a otro Gallo, al Conejo, el Perro y el Mono, con quienes tendría una relación muy tensa.
PERRO. De todos los signos de la astrología china, el Perro es aquel que se relaciona con el sentido de equidad y justicia. Es de carácter amable, leal y noble, nunca abandona a un ser querido en momento de adversidad. El Perro solamente se enfrentará cuando lo crea necesario para salvaguardarse a sí mismo o a aquellos que quiera, al igual que cuando crea que se está cometiendo una injusticia. Tienden a simplificar todo de acuerdo con su sentido de justicia, sólo cabe posibilidad de lo extremo: lo bueno o lo malo. Esta característica, combinada con su gran capacidad de pensamiento lógico le pueden conducir a la desconfianza. Suelen actuar con suspicacia cuando no conocen a alguien hasta asegurarse de que este no tiene malas intenciones. Los Perro necesitan tomarse su tiempo para establecer una amistad y tomar confianza, por tanto a la hora de entregar su afecto actúan del mismo modo o incluso con mayor cautela. Asimismo les incomodan las declaraciones repentinas ya que no concuerdan con su modo de actuar. Cuando los Perro se enamoran suele ser para toda la vida, incluso en situaciones adversas. El enamoramiento del Perro es muy racional de ahí que no se esfume fácilmente. Las mejores parejas para Perro serían Caballo y Tigre, mientras que tendría bastantes dificultades para tener una relación satisfactoria con Gallo y Dragón.
CERDO. A pesar de su apariencia tosca y de sus habituales muestras de cinismo, el exterior fuerte del cerdo cobija en su interior seres muy sensibles y normalmente inseguros. Suelen gozar de alegría y buen humor que sobre todo se hace notar en comidas, celebraciones y reuniones sociales, especialmente con la gente que quieren. Son muy buenos amigos de sus amigos, leales y generosos pero esperan que se les dé el mismo trato que ellos ofrecen; en caso contrario, la decepción puede llevarles a romper con esa amistad. Las dotes sociales y la simpatía del Cerdo le llevan a obtener el éxito en su carrera, siempre y cuando no esté relacionada con la diplomacia, nada característica de los nativos de este signo. En el ámbito amoroso los Cerdo suelen ser parejas leales y llenas de ternura, sin embargo, la consideración del sexo y lo físico como fundamental en una relación pueden hacer caer al Cerdo en el libertinaje y la lascivia. Las mejores parejas para el Cerdo son la Oveja y el Conejo. Con las que tendría mayor dificultad sería con otro Cerdo, con el Mono y, sobre todo, con la Serpiente.

19 abril 2012

La puerta

Elemento de tránsito entre dos estadios, el mundo de lo desconocido y el de lo conocido, la puerta, por lo general, además de dar paso a un misterio, representa lo dinámico de las fuerzas visibles y las telúricas.
En China, las ciudades tenían cuatro puertas, que representaban los cuatro puntos cardinales, y por ellas se expulsaba a los huéspedes desaprensivos para el orden establecido y se permitía la entrada a los invitados honorables o no sospechosos.
Entre los hindúes, el paso obligatorio desde la tierra al paraíso (cielo) se efectuaba por la puerta del sol, aunque otra figura, también hindú, la torana, simboliza el paso a través de esa misma puerta desde la tierra a los infiernos.
Desde esta ambivalencia de la puerta es frecuente que, bien en su frontispicio mediante una determinada ornamentación, bien en el interior, se coloquen los amuletos de protección más convencionales: herraduras, muérdago, tijeras y clavos, que ejercen la función de una especie de policía secreta doméstica encargada de identificar a los espíritus maléficos o a los individuos indeseables que, de forma insidiosa, tratan de penetrar en la viviendas.
De la tradición judeocristiana que en algunos momentos de la historia ha pretendido que la puertas de los templos, o en menor medida las de las casas, habían de ser de escasa dimensión para obligar a todo aquel que entrara a encorvarse, nace la creencia de que el sistema más eficaz para mantener alejados de la casa a los espíritus maléficos consiste, simplemente, en cerrar la puertas a cal y canto. Sostenían en el contexto de la escenografía litúrgica judeocristiana que obligar a que la persona se agachara al entrar en un recinto sagrado o civil no constituía humillación alguna, sino que representaba sencillamente la dificultad de pasar de un estadio inferior a otro superior.
Cuando una puerta se abre sola, nos indica que vamos a recibir la visita de algún impresentable y si de sus entrañas surgen ruidos extraños, anuncia una muerte u otro tipo de desgracia. En cualquier caso, hay que desconfiar de  una puerta que cruje, puesto que nada bueno presagia.
Las puertas y las ventanas de la casa en que se está produciendo el nacimiento de un niño han de ser inmediatamente abiertas de par en par para facilitar el alumbramiento y si alguien entra sin llamar en esos momentos, debe ser expulsada del recinto. Una mujer embarazada jamás debe entrar por la misma puerta por la que recientemente ha salido el féretro de un niño, puesto que la mujer podría malograr el suyo.
Se considera de mal augurio que una casa tenga dos puertas, pues, en clave de supervivencia, "Lo que por una puerta sale, por otra entra" y "Casa con dos puertas, aunque las veas cerradas están abiertas", según el refranero hispánico.
Nunca se debe llamar dos veces a la puerta. Si tras el primer aldabonazo o timbrazo no hay respuesta, es preciso marcharse. Quien permanece al otro lado puede estar siendo víctima de algún encantamiento de dudosas consecuencias.
Para evitar que alguien que escuche detrás de la puertas quede inmune, solamente hay que esperar el momento en que se presume que el fisgón está con el oído aplicado a la puerta. Entonces se arroja un puñado de sal al fuego y de ese  modo el cotilla quedará sordo del oído que haya utilizado para tal menester; bueno, al menos eso se afirma.

18 abril 2012

Caza de brujas

Se las asocia muy a menudo con maldad y con oscuridad, tal vez porque se las sabe amigas de la luna y de la noche, y lo maligno siempre se ha contrapuesto a la luz, a lo luminoso. Quizá solo fueron mujeres que no adoraron a más dios que la noche o la madre Tierra (quién mejor que ellas conocía las propiedades ocultas de las plantas, regalo de la naturaleza a quien supiera entenderlo). Y quizás ese paganismo tuvo un precio demasiado alto para muchas.
La palabra bruja se aplicaría a una mujer con una supuesta capacidad de poderes sobrenaturales, a aquellas mujeres versadas en hechizos o recetas mágicas, o a lo que en su tiempo la iglesia consideraba: aquellas mujeres que sin poseer tales capacidades o conocimientos participaban en aquelarres o rituales de corte satánico.
Al contrario que los magos, las brujas están más identificadas con la alquimia y las artes adivinatorias mientras que los magos estarían menos perseguidos y más identificados con las artes de prestidigitación y la sabiduría. El término brujo es minoritario.
En las sociedades primitivas, la agricultura y la recolección era terreno de las mujeres. Mientras los hombres salían a cazar, las mujeres aprendieron, primero, a elegir, de entre lo que la naturaleza les ofrecía, los alimentos aptos de los que no lo eran. Más tarde, aprenderían que eran capaces de "dominar" este proceso de algún modo, y hacían crecer alimentos por sí mismas. Esto requería una mayor observación de la tierra, de los fenómenos naturales, del clima, las estaciones... un mayor contacto con su entorno (mujeres a las que luego se llamó brujas).
También, en muchas sociedades antiguas, ha habido cierto temor a la mujer, sobre todo por la incomprensión de algunas de sus capacidades. La mujer engendra vida; por supuesto, tarea imposible sin un hombre, pero este mecanismo por el que un bebé nacía del cuerpo de la mujer resultó incomprensible mucho tiempo... y ya se sabe que lo desconocido suele ser amigo del miedo.
Las supuestas brujas fueron perseguidas durante largo tiempo, muchas veces por temor, otras siendo utilizadas como cabezas de turco, y en algunos momentos de crisis acusar al vecino de brujería llegó a ser una forma rápida y eficaz de librarse de él.
Ya Carlomagno (en el siglo VIII de nuestra era) ordenó la muerte para quienes provocaban tempestades que estropeaban las cosechas, hacían estéril al ganado o causaban enfermedades a otras personas. El cómo se probaban estas acusaciones no era muy "científico".
Documentos religiosos anteriores lo que condenaban era creer en brujería, y encomendaban a los sacerdotes la misión de velar por que sus feligreses no cayeran en las ilusiones de Satán, que era quien les hacía ver esos fenómenos inexplicables (como creerse capaces de volar a lomos de bestias salvajes o ver tal cosa). Esto se recoge en el Canon de Episcopi, que parece ser del Concilio de Ancyra, en el año 314 d.C. (siglo IV): "Algunas mujeres malvadas se han dejado pervertir por el Diablo y descarriar por ilusiones y fantasías inducidas por los demonios, de manera que creen salir de noche montadas a lomos de animales en compañía de Diana, la diosa pagana, y una horda de mujeres. Creen recorrer enormes distancias en el silencio de la noche. Dicen obedecer las órdenes de Diana, la cual las llama al parecer en ciertas ocasiones para que le presten servicio". Así decía el Canon Episcopi, de la Iglesia Católica oficial. El documento jurídico más importante de la época para el historiador norteamericano Jeffrey B. Russell, autor de la muy documentada y abarcadora Historia de la brujería. Este estudioso, de un tema que sigue intrigando y fascinando en pleno siglo XXI, señala que dicho Canon, que luego sería malinterpretado y utilizado para alimentar el terror y el odio hacia las brujas, reflejaba la preocupación de las autoridades eclesiásticas por erradicar las prácticas paganas. Sin embargo, siglos más tarde, los inquisidores optan por obviar el contenido del Canon, aduciendo que había surgido una nueva secta de verdaderos adoradores de Satán a la que había que combatir. Describían los encuentros nocturnos en los que se aparecía el Diablo en forma de cabra y se llevaban a cabo rituales demoníacos. Llamaban a perseguir a las brujas por herejes y para darles el oportuno castigo. Estábamos a mediados del siglo XV.
¿Miedo real o ficticio? ¿Manipulado o espontáneo? Lo que sabemos es que Europa era asolada por frecuentes epidemias de peste, lo que la situaba en una gran crisis colectiva... la gente asustada suele necesitar un culpable, y suele ser también fácil de manipular.
En 1484 el Papa Inocencio VIII promulga una bula, la Summis desiderantes, en una especie de declaración de guerra abierta contra las brujas, que instigadas por el Maligno, Enemigo de la Humanidad, asesinaban a niños en el vientre de la madre y se daban a los excesos... Probablemente la mención a las muertes de niños se refiera a que, debido a los conocimientos que solían tener una parte de las mujeres sobre hierbas y al mejor conocimiento del cuerpo femenino, ellas eran las que practicaban los abortos cuando se daban. Y en cuanto a los excesos... bien, para la mentalidad de la época, el que un grupo de mujeres se reuniera por las noches para charlar, bailar bajo la luna sin pudor (se cuenta que muchas veces bailaban desnudas) y en fin, divertirse en una especie de comunidad femenina, no debía ser fácil de entender. Y lo que no entendemos o no compartimos lo situamos muy rápidamente en la frontera de excesivo, y entrando en temas religiosos, se tacha de inmoral o pecaminoso. Tal vez mantenían además contactos sexuales entre ellas, tal vez las alusiones al macho cabrío que aparecía sean referencias a varones que las acompañaban a veces.
A partir de ese momento, se designa a los dominicos Kramer y Sprenger como inquisidores encargados de perseguir estas "depravaciones". Estos serían los autores del Malleus maleficarum o Martillo de las maléficas (1486). Se abría la veda para la persecución con todas sus consecuencias, pudiendo recurrir sin problemas a las torturas con tal de lograr confesiones... Aumenta espectacularmente el número de brujas... y es que ante las brutales torturas, quien más quien menos confesaba lo que le pidieran.
No era la primera vez que los teóricos pactos con Satán daban pie a persecuciones. Ya en 1232, el Papa Gregorio IX incluyó este aspecto en sus bulas, acusando a los habitantes de Stedingerland, en Oldemburgo, de pactos con el Maligno que conllevaban toda serie de rituales sexuales con zoofilia incluida, relaciones incestuosas y homosexuales, a las que no dudaba en equiparar y condenar. El desencadenante en este caso fue la negativa de estas gentes a pagar el diezmo al obispo de Bremen... aunque relacionar esto con pactos satánicos parece exagerado.

15 abril 2012

Horóscopo chino: dragón, serpiente, caballo, cabra

DRAGÓN. En la antigua China este animal mitológico se relacionaba directamente con la persona del Emperador; este debía poseer las características que se le adjudicaban al Dragón: la fuerza, la justicia, el entusiasmo... Los nacidos bajos este signo son unos fuertes rivales y unos enemigos peligrosos; al igual que los dragones, las personas nacidas en su año no dudarán en escupir fuego sobre aquellos que consideren persona non grata. Los Dragón se caracterizan especialmente por ser personas muy seguras de sí mismas y con mucha capacidad de éxito, son muy tenaces y grandes amigos a pesar de querer imponer siempre sus ideas o convencimientos a los demás. Son personas muy prósperas que suelen triunfar en su vida profesional y con facilidad para hacer dinero, casi la misma que para gastarlo. En el amor impera el deseo de soledad del Dragón, lo cual se manifiesta de dos formas completamente extremas entre sí como son el adoptar una postura de castidad, o por la contra gozar de numerosas relaciones de carácter breve. No obstante, si el Dragón no se deja llevar por este sentimiento de soledad suele buscar relaciones duraderas que probablemente se establezcan prematuramente y sean bastante estables. Sorprendentemente, los Dragón encuentran en otros nativos de su mismo signo una pareja bastante acorde, al igual que con Rata. Donde difícilmente encontrarán una pareja satisfactoria es en Perro y en cuanto a los demás signos destacar algo más su afinidad con Caballo y Carnero.
SERPIENTE. Las características de los Serpiente son muy similares a las del Dragón, en cuanto a la seguridad en sí mismas y el poder que poseen. Es un signo de fuerza a la vez que sutilidad. Son muy sibaritas, aman el lujo y la vida elegante pero de modo racional, no derrochador. Los Serpiente son personas muy gustosas de lo misterioso y desconocido, lo cual combinado con su desarrollada intuición les lleva a interesarse por el ocultismo y esoterismo, incluso hay quien considera que están dotados de habilidades psíquicas. En lo profesional destacan por su éxito o su fracaso estrepitoso, no hay punto de mediocridad en este campo para los Serpiente. Tienen bastante fortuna a la hora de conseguir dinero pero no para los juegos de azar o la especulación. La pasión domina en su vida sexual y su carácter reservado en lo que a sus parejas se refiere puede hacer parecer que los Serpiente intentan ocultar una actitud promiscua; sin embargo, no es así en absoluto. Al igual que en el resto de aspectos de su vida el Serpiente trata de conseguir lo mejor, también es así a la hora de elegir pareja; si no puede conseguir aquella que considera como la mejor para sí optará por quedarse sola. Las uniones más satisfactorias para Serpiente serán con otra Serpiente, con Gallo o con Buey. Por el contrario, con quienes tiene menos posibilidades de relacionarse es con Cerdo, Mono, Tigre y Caballo ya que apenas tienen cosas en común.
CABALLO. Su carácter está dominado por el amor a la libertad. Huye de los convencionalismos y de la monotonía, enorgulleciéndose de su facilidad para cambiar de vida o de ideas. El Caballo elige a sus amigos conscientemente, los cuales al igual que todo aquel que llega a conocer a los nativos de este signo, son gustosos de su compañía. Son muy temperamentales y de carácter voluble. Este último rasgo hace que en ocasiones se vean incomprendidos por los que les rodean. Las actuaciones imprevisibles del Caballo hacen que aparezca como egoísta, pero no lo es de un modo calculado si no fruto de sus actos impulsivos. En realidad los Caballo son bastante generosos. A pesar de su falta de previsión y capacidad de planificación suelen escoger acertadamente en lo que a su carrera se refiere. Los Caballo son muy enamoradizos y suelen cambiar fácilmente de pareja. Son signos muy sexuales y apasionados, especialmente en el caso de los Caballos Fuego. Debido a esa actitud imprevisible de los Caballo pueden resultar exasperantes por lo que habrá signos con los que congenie más difícilmente, como serían Rata, Serpiente y el Conejo. Sin embargo, tendrá relaciones fructíferas con Tigre, Perro y Oveja.
CABRA. Este signo está dotado de una gran bondad y amabilidad que les lleva a volcarse en la atención de los demás, dedicándose incluso a causas benéficas. Son muy sensibles a las críticas ajenas que suelen considerar incluso como un ataque personal, ya que esperan ser tratados con la misma consideración y benevolencia con que ellos actúan. Quizá sea este carácter gentil el que hace que normalmente la suerte les acompañe en compensación a su bondad. Los Cabra son seres muy pacíficos que solamente se enfrentan en situaciones extremas. Por ellos son personas muy capacitadas para el trabajo en equipo siempre y cuando estén dirigidas por personas más dominantes o de mayor iniciativa. La afabilidad del Cabra lo hace compatible en mayor o menor medida con cualquier signo; incluso sería posible una relación satisfactoria con otro Cabra. En el Cerdo y el Conejo encontrará su pareja ideal, mientras que difícilmente se entenderá con Rata, Tigre, Mono y Gallo, siendo su peor pareja el Buey.

14 abril 2012

De los paraguas

Nunca ha de abrirse un paraguas en el interior de la casa, ni siquiera en un recinto cerrado y tampoco en el vestíbulo o porche de cualquier lugar. Contravenir este precepto da rienda suelta a un mal que, en ocasiones, puede desencadenar la muerte. Esta superstición es relativamente reciente, puesto que los paraguas, como tales, no fueron introducidos en Europa hasta el siglo XVII. Su simbología procede, no obstante de los parasoles orientales, símbolos de la realeza que dimana de la divinidad, y del palio. Desde ese ángulo, se interpretaba que usurpar la condición divina por medio del uso del paraguas o la sombrilla e interrumpir el itinerario del reino de la luz (el sol) contribuía a desairar a los dioses y solamente se permitía que, excepcionalmente, sustituyera al recinto personal de cobijo y protección (la casa) en las salidas al exterior. Así, el abrir el paraguas en casa constituye una doble provocación: por un lado, a la dignidad de los dioses, y por otro, al libre curso del reino de la luz. Otra interpretación más racionalista pretende que esta superstición fue creada de forma artificial, en los orígenes de la implantación del paraguas en Europa, con el fin de evitar los posibles accidentes que los primeros y desprevenidos usuarios del armatoste provocaban al intentar abrir las primeras varillas, que eran metálicas. No obstante, la simbología oriental que establece una vinculación del paraguas (artefacto moderno) con las fuerzas, maléficas y benéficas, de la naturaleza persiste y, en esa línea, el que abre un paraguas en día soleado ha de ser consciente de que está invocando, cual anónimo chamán, la lluvia.
Si el paraguas se nos cae, anuncia una decepción en el plano amoroso o de los negocios. En este caso, ha de ser siempre otra persona la que lo recoja del suelo para, de este modo, evitar el riesgo.
Si un paraguas abierto se usa de ventilador, girándolo y girándolo, espanta la suerte y si, impulsado por el viento, se vuelve hacia atrás, también.
No se puede colocar un paraguas sobre la cama y tampoco sobre una mesa, aunque si alguien se le olvida en algún lugar extraño, es signo de que el destino le tiene reservada alguna sorpresa agradable.

13 abril 2012

Profetas y profecías

Profeta es una voz griega, y designa al que habla por otro, o sea en lugar de otro; equivale en cierto sentido, a la voz "intérprete" o "portavoz" (vocero, delegado, representante). En el hebreo se designa al profeta con dos nombres muy significativos: el primero es "nabí", que significa "extático", "inspirado", a saber por Dios; el otro nombre es "roéh" o "choséh", que quiere decir "el vidente", el que ve lo que Dios le muestra en forma de visiones, ensueños, etc. Ambos nombres expresan la idea de que el profeta es instrumento de Dios, hombre de Dios que no ha de anunciar su propia palabra sino la que el Espíritu de Dios le sopla e inspira.
Según I Rey. 9, 9, el "vidente" es el precursor de los otros profetas; y efectivamente, en la época de los patriarcas, el proceso profético se desarrolla en forma de "visión" e iluminación interna, mientras que más tarde, ante todo en las "escuelas de profetas" se cultivaba el éxtasis, señal característica de los profetas posteriores que precisamente por eso son llamados "nabí".
El concepto de profeta se desprende de esos nombres. Él es vidente u hombre inspirado por Dios. De lo cual no se sigue que el predecir las cosas futuras haya sido la única tarea del profeta; ni siquiera la principal. Había profetas que no dejaban vaticinios sobre el porvenir, sino que se ocupaban exclusivamente del tiempo en que les tocaba vivir. Pero todos (y en esto estriba su valor) eran portavoces del Altísimo, portadores de un mensaje del Señor, predicadores de penitencia, anunciadores de los secretos de Yahvé, como lo expresa Amós: "El Señor no hace estas cosas sin revelar sus secretos a los profetas siervos suyos".
En cuanto al modo en que se producían las profecías, hay que notar que la luz profética no residía en el profeta en forma permanente, sino a manera de cierta pasión o impresión pasajera. Consistía, en general, en una iluminación interna o en visiones, a veces ocasionadas por algún hecho presentado a los sentidos; en la mayoría de los casos, empero, solamente puestas ante la vista espiritual del profeta, por ejemplo, una olla colocada al fuego, los huesos secos que se cubren de piel; el gancho que sirve para recoger fruta, la vara de almendro, los dos canastos de higos, etc., símbolo todos estos que manifestaban la voluntad de Dios.
En general, los profetas preferían el lenguaje poético. Los vaticinios propiamente dichos son, por regla general, poesía elevadísima, y se puede suponer que, por lo menos algunos profetas los promulgaban cantando para revestirlos de mayor solemnidad.
Las oscuridades, propias de las profecías, se aumentan por el gran número de alusiones a personas, lugares, acontecimientos, usos y costumbres desconocidos, y también por la falta de precisión de los tiempos en que han de cumplirse los vaticinios, que Dios quiso dejar en el arcano hasta el tiempo conveniente.

12 abril 2012

Horóscopo chino: rata, buey, tigre, conejo

RATA. La característica principal de la Rata es su preocupación por generar y ahorrar dinero, hasta tal punto que en ocasiones este sentido económico de la vida las lleve a parecer miserables. Tan solo se dan tres circunstancias en las que una Rata gastará dinero sin importarle su cuantía: si están muy enamorados o sienten gran afecto por alguien, si se dedican a coleccionar algún tipo de objeto (es frecuente que las ratas sean coleccionistas) y, por último, si creen que de este modo prosperarán en su carrera. En el terreno profesional, la Rata se muestra muy ambiciosa y suele conseguir lo que quiere gracias a su perseverancia y su pragmatismo. El éxito profesional en particular o la consecución de metas en general son aspectos muy importantes para todo Rata. La Rata suele ser más bien introvertida a la hora de expresar sus sentimientos, viéndose acrecentado dicho aspecto por su aparente calma exterior. No obstante, las ratas no son tan frías como puede parecer, a pesar de su dificultad para expresarse, sienten y padecen tanto como cualquier otro. La pareja ideal de la Rata es el Caballo, aunque Dragón y Mono también le son afines, dos signos con los que Rata se encuentra feliz. Las uniones Rata/Rata no suelen ser muy satisfactorias ya que su carácter introvertido puede ocasionar problemas de comunicación. Otras uniones en las que la pareja puede sufrir tensiones son especialmente la de Rata con Perro o con Tigre.
BUEY. Tradicionalmente este animal ha sido utilizado para realizar los trabajos más duros, y así parece ser que lo tienen asumido los nacidos bajo este signo. De apariencia sosegada, las personas buey son unos trabajadores incansables, sobre todo si su esfuerzo contribuye al beneficio de aquellos a quienes aman. Otro de los rasgos más característicos del Buey es la tozudez, lo cual se relaciona directamente con su resistencia al cambio. No obstante, y a pesar del carácter tranquilo de este signo, en el ámbito profesional son unos triunfadores natos ya que suelen estar dotados de una gran inteligencia lógica. Esto, unido a su laboriosidad suele hacer que destaque entre sus contemporáneos. En el ámbito amoroso es donde alcanza mayor protagonismo el sosiego y templanza del Buey. Los nativos de este signo no se enamoran y desenamoran con rapidez, si no que poco a poco van fraguando su amor hacia la otra persona, y una vez llegado al culmen de este amor difícilmente se entregarán a otros. El buey es un signo completamente fiel a su pareja. Las relaciones entre Buey y Buey, son muy dificultosas, ya que ambos son felices cuando su pareja recibe el fruto de su entrega; por ello, habría un conflicto de intereses donde ninguno de ellos vería satisfacción en el otro por recibir, ya que como se realizan es dando. También debido a la similitud de caracteres, al menos en principio, no sería una buena pareja la formada por un Buey y una Oveja (o Cabra), puesto que en realidad solamente tienen en común su apariencia apacible. Junto con estas dos uniones, la del Buey con Perro o Buey con Tigre, son las más costosas de llevar a buen puerto. Por el contrario, son relaciones muy fructíferas las resultantes de la unión del Buey con Gallo o Serpiente.
TIGRE. Los Tigre son extremadamente impulsivos e impredecibles, lo cual ahuyenta totalmente la monotonía de su entorno; sin embargo, en ocasiones se dejan llevar hasta el punto de caer en la imprudencia. Reaccionan súbitamente ante cualquier impulso, descuidando en ocasiones otros asuntos. Esto hace que en la peor faceta de un Tigre se muestren egoístas y tan impredecibles que llegan a perder sus amistades; en lo profesional pueden caer en un vaivén de éxito-fracaso. No obstante, en el mejor caso del Tigre, nos encontramos con personas muy cariñosas que muestran gran atención y paciencia con los demás. Poseen una sexualidad muy marcada que les inclina fácilmente a la promiscuidad, ya que disfrutan mucho con el flirteo y suelen estar dotados de bastante sensualidad. Con el paso del tiempo pueden convertirse en parejas estables pero siempre conservarán algo de su pasado de indómito. El Cerdo y el Dragón muestran ciertas afinidades con el Tigre, pero quizás encuentre relaciones más satisfactorias en su unión con Tigre, Perro o Caballo. En cualquier caso, con quien tendría una relación más complicada sería con Mono ya que no comparten ningún tipo de interés.
CONEJO (o Liebre). Los Conejo son seres apacibles que optan por el diálogo antes de caer en la disputa, ya que su carácter juicioso les convierte en muy buenos negociadores, pero en caso de enfrentamiento mostrarán todo su coraje. El Conejo es muy observador y minucioso teniendo así gran facilidad para el estudio y tendencia artística. Tienen gran interés por la música y las artes, y son muy comprensivos con aquellos que les rodean. Sin embargo el Conejo no es siempre tan plácido, ya que su evasión de las situaciones conflictivas le pueden llevar a tener repentinos cambios de humor. En las relaciones amorosas los Conejo disfrutan mucho con la excitación física y son unos enamorados del amor. No obstante, su necesidad de una vida tranquila y cómoda les hará renunciar a las pasiones efímeras a cambio de una pareja que les proporcione seguridad y estabilidad. A excepción de los Tigre, Mono, Caballo y especialmente, Gallo, pueden gozar de una relación satisfactoria con cualquiera de los signos. Su unión más afín sería con los nacidos bajo el signo del Perro.

07 abril 2012

De ranas y sapos

Las ranas y los sapos son animales anfibios que viven entre las piedras de charcas, lagunas, estanques, etc. Las supersticiones relacionadas con ellos hacen referencia a su utilización en remedios curativos y como amuletos. También están muy vinculados con la hechicería. Las sapos, al ser uno de los animales preferidos por brujos y hechiceros para sus maleficios, se dice que son utilizados para envenenar las aguas. Cocido, se utiliza en hechicería para hacer pócimas y ungüentos. El sapo abierto y aplicado en la garganta del paciente hacía reventar las anginas. En tiempos de las grandes epidemias se scomtumbraba a llevar para evitarlas polvo procedente de una rana disecada, o bien una rana viva en una cajita. Se decía que una rana disecada y puesta en remojo en vinagre curaba las hemorragias nasales si se ponía contra la frente o se colgaba del cuello. También se utilizaba una rana muerta con un objeto punzante y colgada del cuello dentro de un saquito. La carne de rana servía para refrescar el hígado. Antiguamente, los brujos utilizaban los huesos de rana como amuletos. Estos se obtenían dejando que las hormigas devoraran la carne, después se echaban al agua y se recogían los que no flotaban. Se guardaban los huesitos en una bolsa de lino blanco que se colgaba al cuello para engendrar el amor, pero si se tocaba a un hombre con la bolsa, lo que se engendraba era el odio. Se tiene por mala suerte que una rana entre en una casa. Se supone que la rana personifica al enemigo, por lo que si se la mata, se vence a uno de ellos. Se cree que trae buena suerte encontrar una rana en el camino. Suele significar buena fortuna económica.

06 abril 2012

Sagitario

Su elemento es el Fuego. Sagitario despliega una gran actividad mental y un espíritu imparcial. En contra tiene cierta tendencia a ser egoísta y prepotente. Sus números de la suerte son el 9, 14 y 23, el día de la semana es el jueves y sus colores el azul claro y violeta. Las piedras más propicias al signo de Sagitario son las de color verde o azulado como la turquesa, el lapislázuli, la amatista, la turmalina y el diamante azul. El regente planetario es Júpiter y quizá por ello los pertenecientes a este signo son capaces de solucionar con gran acierto cualquier conflicto en el que se vean involucrados. En su buen aspecto este planeta les confiere intuición, delicadeza y fidelidad. En su cara más negativa amplia el convencimiento de sus regidos de que solamente pueden fiarse de sí mismos y no deben confiar en nadie. El Sagitario no es difícil de reconocer físicamente. Los rasgos son abiertos y joviales. El cráneo suele ser grande. En la frente, alta y despejada, puede caer, sobre todo en su juventud, un mechón de pelo suelto que aparta hacia atrás con una sacudida de la cabeza. Suelen ser altos y de complexión atlética. Con frecuencia, los movimientos son amplios y rápidos, aunque algo faltos de gracia. Sagitario posee una inteligencia simplificadora, haciendo sencillos conceptos que pueden parecer duros de entender. Es un espíritu clarificador, su búsqueda de la ecuanimidad entre contrarios le lleva a adaptar soluciones originales que nadie más podría encontrar. Suele ser conformista, aceptando lso esquemas mentales de su época, de su sociedad o de su familia. Son personas muy románticas que pueden llegar a considerar como al amor de su vida a una persona que han conocido hace cuatro días. Tienen temor a la soledad y cuando encuentran pareja estable son capaces de renunciar a su espíritu aventurero y entran en vereda. Las chicas Sagitario no son posesivas y respetan profundamente la libertad ajena y la suya propia. Son amantes temerarios a los que les cuesta compaginar su vida familiar y de pareja con su avidez por las aventuras sexuales. De ellos se dice que son amantes insaciables que se obsesionan por conseguir lo que en apariencia parece inaccesible. Ellas lo quieren todo y en el mismo momento que les apetece. De sus parejas depende ser eterno objeto del deseo, para evitar males mayores. Es probable que el siempre optimista nativo del Arquero esté rodeado por una multitud. Si consigues acercarte a él, tendrás un amigo fiel, generoso y repleto de bondad. Su franqueza arrolladora o sus chistes fuera de lugar no son más que la expresión de una encantadora y algo infantil ingenuidad. La confianza en los demás, sea quien sea, puede acarrearle algún disgusto o desengaño. El Arquero tiende a la exageración, al optimismo irreflexivo, a la imprudencia, a la moral elástica y el gusto exagerado por el riesgo. Es también envidioso, prepotente, egoísta, glotón, colérico, fanfarrón, petulante, charlatán, caprichoso, descuidado y jugador. Sagitario rige el hígado, las caderas, los muslos y la parte baja de la columna. Tiende a sufrir ciática, congestión hepática, accidentes en las piernas. Es habitual que padezcan reuma, esguinces y fracturas. Para Sagitario el dinero no suele ser la principal preocupación en la vida. Es probable que en caso de necesidad te preste lo que necesitas antes de que tengas que pasar por la vergüenza de pedirlo, y seguramente jamás te obligue a devolvérselo. Su irresistible pasión por el riesgo, puede hacerle apostar sumas importantes en una partida de cartas o a invertir en arriesgados negocios. Hay sagitarios profesores, filósofos, teólogos, sacerdotes, jueces, abogados, deportistas, periodistas, viajeros, exploradores, azafatas, guías turísticos y fotógrafos. Forma una buena unión con Aries, Tauro, Géminis y Libra. Con Virgo la relación es posible gracias a una gran estima mutua, pero la tozudez de ambos dificulta el entendimiento. Si Sagitario controla su necesidad de nomadeo, puede llegar a formar una gran pareja con Capricornio. Con Acuario encontrará la posibilidad de una vida estimulante gracias a la tolerancia mutua.

09 marzo 2012

Diferencia entre ocultismo y esoterismo

La palabra “oculto” significa sencillamente “secreto”, “escondido” (y en este sentido aparece en la medicina ortodoxa), pero es evidente la generalización de su significado cuando se habla de una tradición secreta de conocimiento mágico y místico, seguida por los iniciados a través de las eras. A diferencia del término parecido de “esoterismo”, que se refiere al conocimiento teórico de estos asuntos, la palabra “ocultismo” alude a las prácticas asociadas a su estudio.

06 febrero 2012

Técnica para inducir sueños lúcidos

Los chamanes emplean los sueños y las visiones para obtener conocimiento. La meditación y el mundo onírico son puertas para tener acceso a un saber que permanece oculto para la mayoría de las personas. A lo largo de una estricta disciplina y un largo aprendizaje, estos maestros experimentan con distintas fórmulas para explorar otros mundos y consideran que los sueños lúcidos (en que quien duerme es consciente de que está soñando) son una herramienta invalorable.
Lo primero que hace el iniciado es entrar paulatinamente en un estado de ensoñación. Mientras está soñando, debe mirarse fijamente las manos, ya que eso le permitirá dotar de lucidez a su experiencia onírica. En la ciencia, el hecho de mirarse las manos se considera un "aviso de sueño", o sea cualquier cosa, acción o sentimiento que provoca la lucidez dentro del sueño.
Para elaborar los sueños, es preciso examinar atentamente un objeto, ya que en las configuraciones oníricas, las cosas se difuminan y desvanecen constantemente dando lugar a otras apariciones que, a su vez, hacen lo mismo. Por ello hay que ejercitarse en retener las visiones hasta que estas sean totalmente claras. Cuando eso se logra, el sueño se vuelve realidad y entonces allí es posible actuar con deliberación, intervenir activamente en el sueño, eligiendo, rechazando y controlando los acontecimientos.
Es fundamental dividir el contenido del sueño en partes, para evitar que cambien arbitrariamente.

05 febrero 2012

Supersticiones sin salir de la cama

La orientación de la cama es muy importante para disfrutar de una larga vida y salud. La cabecera debe estar orientada hacia el Norte o hacia el Este. El refrán abunda en esta segunda preferencia: “Duerme con la cabeza al naciente y los pies al poniente y vivirás eternamente”. Dormir con los pies en dirección a la puerta es de mal agüero. En los velatorios que se hacen en los domicilios suele colocarse a los muertos en esa dirección con el fin de facilitar la salida del ataúd fuera de la casa.
La cama es símbolo de la regeneración en el sueño y en el amor, y está asociada a los actos fundamentales de la existencia: el nacimiento, la vida conyugal y la concepción, y la muerte. La cama no debe estar atravesada con respecto a las tablas del suelo porque la persona que duerma así tendrá una muerte lenta. Se cree también que las camas no deben estar cruzadas con respecto a las corrientes subterráneas de agua. Da buena suerte levantarse por el lado derecho de la cama y tocar con el pie derecho en primer lugar. El dicho levantarse con el pie derecho está plenamente incorporado al lenguaje cotidiano.
El acto de hacer la cama tiene su ritual supersticioso. Dejarla sin hacer da mala suerte o atrae maleficios. La persona adicta al orden debe saber, sin embargo, que cuando está haciendo la cama no debe ser interrumpida, no ha de estornudar ni poner las sábanas del revés.
No se deben lavar las sábanas los últimos doce días del año, porque provoca enfermedad en la persona que las utiliza, y cambiarlas en viernes hace que el diablo controle los sueños durante una semana entera. Tampoco debe darse la vuelta a un colchón en viernes, porque puede originar una semana de pesadillas, una ruptura sentimental o un naufragio. Sería condenar a una muerte inmediata a un enfermo dar la vuelta a un colchón donde descansa o barrer debajo de su cama. Hacer la cama de un invitado cuando todavía no ha pasado una hora de su partida es arriesgarse a recibir una visita inoportuna.
Es costumbre habitual mirar debajo de la cama para verificar si el diablo está o no agazapado allí, ya que es uno de sus escondrijos predilectos. Antes de la generalización del colchón moderno, se quemaba la paja de la cama de un difunto. La dirección que tomaba el humo indicaba quién sería el siguiente en morir. Este rito se practicaba en las encrucijadas de los caminos para evitar que el difunto volviera a turbar a sus parientes. El fin próximo de un enfermo se adivina si coge las sábanas y se cubre con ellas, o pide ser cambiado de cama.
Si dos jóvenes solteras hacen la cama de unos recién casados al día siguiente de la boda, se casarán dentro del año. En caso de tormenta hay que poner la cama en el centro de la habitación y rezar un padrenuestro para estar protegido del rayo. Al levantarse de la cama hay que alisar las sábanas para borrar la huella del cuerpo, pues las formas dejadas sobre el lienzo pueden dar pistas al enemigo para realizar maleficios.
Cantar o coser sobre la cama, así como dejar encima un sombrero, una escoba o un paraguas da mala suerte. No hay arrodillarse tampoco a los pies de la cama para rezar las oraciones nocturnas. Es obligatorio cumplir este rito en uno de sus costados. Rasgar una sábana es de mal augurio.
Dos personas que doblen una sábana conjuntamente pueden formular un deseo y este se cumplirá si el último pliegue queda hacia arriba. La aparición de tres puntos negros sobre una sábana o una funda de almohada presagia la muerte.
Para compensar la electricidad negativa que pueda aparecer alrededor de la cama, conviene colocar a un lado un plato con sal gruesa y al otro, un plato con vinagre de vino. De ese modo siempre se garantiza un sueño plácido y equilibrado.