Google

MERLÍN es E. Martínez
(Vidente e investigador.) Dcdo. y profesor universitario. Escritor y columnista.
Ojalá encuentres en el blog la información y/o ayuda que buscas.
Y agradecimientos a Blogger por el espacio ofrecido.

23 diciembre 2008

La pócima mortal de un fantasma

Se dice que por la casa solariega de Rillaton, situada en un páramo de Cornualles, y que alberga las ruinas de un antiguo cementerio, vaga uno de los fantasmas más antiguos de las Islas Británicas. El espectro, al parecer un sacerdote druida vestido con una larga y vaporosa túnica, se acerca a los transeúntes y les ofrece una pócima mágica.
Según una de las leyendas, un noble local encontró al fantasma una noche cuando recorría el páramo después de una jornada de caza. Al pasar junto al cementerio, la figura de un hombre frágil con una mirada vacía y una complexión pálida avanzó hacia él y le ofreció una taza de oro con un líquido dentro. El noble dudó un poco, a la vez que se sentía invadido por un extraño frío, pero acabó bebiendo el brebaje. O eso fue lo que creyó, pues cuando ya había vaciado el contenido apareció más líquido en el recipiente, volviendo de nuevo a apurarlo la taza retornaba a estar llena.
Encolerizado por lo que ocurría, el noble lanzó el líquido al rostro de la misteriosa figura y dejó caer la taza a sus pies. Pero la figura de la túnica siguió en silencio, con una extraña y sardónica sonrisa en los labios. Entonces el noble espoleó al caballo en dirección a su casa, muy preocupado por lo que aquel encuentro podía significar. Pocos días después, el noble y el caballo aparecieron muertos en el fondo de un barranco.
Años más tarde, en 1837, cuando los arqueólogos excavaron el cementerio de Rillaton, encontraron un esqueleto sin enterrar con una taza de oro junto a él.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home